miércoles, 27 de enero de 2010

La Fanzine #2 en...

Bar Desafinado (plaza Federico Wattenberg, 1, Valladolid)



Joce Valladolid (Glorieta del Descubrimiento, 1)


Jazz Machine (Calle del reloj, 4, Ponferrada, Bierzo)


Diapasón (C/Veremundo Núñez, 4, Bembibre, Bierzo)



La Curva (José Mª Lacort, 30, Valladolid)



Wild Thing ( C/ Duque de Lerma, 14, Valladolid)

martes, 26 de enero de 2010

De Kunta Kinte a Barack Obama. #5 Patricia Godes

31.mills brothers - up the lazy river



32.Leadbelly Newsreel



33.Dorothy Dandridge + Paul White - A Zoot Suit (For My Sunday Gal)



34.Where or When - Lena Horne



35.Billy Eckstine - Prisoner of Love



36.Sammy Davis Jr. Boogie Woogie



37.Louis Jordan Let The Good Times Roll



38.Billie Holiday - Fine and Mellow (1957)



39.Victoria Spivey - T B Blues (1963)



40.Reverend Gary Davis - Children of Zion

lunes, 25 de enero de 2010

La Fanzine en "el Norte de Castilla".




25.01.10 -

La Fanzine #2 ya está disponible en papel y formato digital en diversas ubicaciones de la ciudad de Valladolid (La Curva, Banksy INC, Café Teatro, Facultad de Filosofía y Letras, Berlín, Penicilino, Escuela de artey la JOCE ). Hablamos con Pat y Awi, alias de Patricia Maestro y Adriana Bañares, dos blogueras, escritoras, melómanas y estudiantes de la UVa, para que nos hablen de su publicación.
Las coordinadoras de la publicación, Awi y Pat, buscan colaboraciones para el próximo número, que versará sobre el insomnio como tema común a todas las obras presentadas.
¿Cómo surge la idea de crear La Fanzine?
Ocurrió una tarde de agosto. Adriana estaba en Logroño. Patricia en Bembibre.
En una conversación de Messenger, decidimos abrir el blog de La Fanzine con vistas a editarla más adelante en papel, cuando nos encontráramos en Valladolid en octubre, donde ambas estudiamos Filosofía. Abrimos La Fanzine con el tema La Sociedad porque creímos que podría ser un tema atractivo por lo mucho que de ella se puede decir. Y estábamos en lo cierto, porque para el primer número, y en menos de dos meses, contamos con la colaboración – totalmente desinteresada - de más de cincuenta artistas, entre los que se encontraban los poetas David González y José Ángel Barrueco; artistas gráficos como Eduardo Alvarado y Joaquín Aldeguer; y Manolo Campoamor y Silvia Escario, vocalistas de los grupos punk Kaka Deluxe y Último Resorte respectivamente.
¿Existe espacio y lector de fanzines hoy en día? Obviamente no tiene la acogida que podrían tener este tipo de publicaciones en sus orígenes, pero creemos firmemente que el fanzine es un medio de expresión y pensamiento apto para la cultura urbana. Además, en estos tiempos del copyright, donde parece que compartir arte y cultura en general es un delito, las publicaciones independientes se erigen por todos aquellos que aún creemos en la libertad de expresión y que consideramos que el arte y la cultura han de estar en la calle, al alcance de cualquiera.
¿Por qué lleváis a cabo una edición digital y otra impresa? ¿Qué os procura cada uno de los formatos?
La edición digital nació porque creemos que Internet es la nueva herramienta de expresión por antonomasia. No hay más que ver la cantidad de blogs personales que existen. Y todas las plataformas como Myspace que posibilitan que miles de artistas puedan mostrar y compartir lo que hacen. Incluso da lugar a que se rompa la barrera entre el artista y el espectador, aunque sea de manera virtual a través de comentarios. Comenzamos creando el blog (http:://lafanzine.blogspot.com), después vino el MySpace (www.myspace.com/lafanzine) y por último Facebook.
El blog es la publicación digital de lo que luego será el Fanzine en fotocopias.
En cada número tenemos “colaboradores en serie”. Durante el primero, contamos con el escritor José Manuel Vara y su novela corta “La Habitación Roja”, la cual se fue publicando capítulo a capítulo cada lunes. Ahora, para La Fanzine #2, contamos con la especial colaboración de Patricia Godes cada martes, con su serie “De Kunta Kinte a Barack Obama. Una historia de la cultura afroamericana a través de la música y el showbiz.”
Ambas publicaciones, la digital y la impresa, se necesitan una a la otra: porque no todo lo que se publica en el blog esta´ en el fanzine, ni todo lo que hay en el fanzine, esta´en el blog.
El MySpace nos ha servido para tejer una red de conexión entre artistas (nuevos grupos independientes, artistas urbanos, mc’s…) y por último creamos la página en Facebook (que ya cuenta con más de cuatrocientos “fans”) que es simplemente una versión en Facebook del blog, pero que nos ha ayudado para llegar a muchísima más gente. Por ejemplo gracias a estas redes sociales, conseguimos colaboradores como Oswaldo Pérez, que dirige un programa de radio y reside en Canadá y Silvia Lissa, de Argentina.
Versión impresa porque queríamos recuperar el espíritu del fanzine. Queríamos ir al Todo a 100 y comprar pegamento y tijeras, celos y papeles de colores, y recortar y pegar y pintar y desvariar… Queríamos un soporte tangible que pudiéramos dejar en cualquier parque, bar, o dárselo a cualquiera que viéramos por la calle.
La Fanzine impresa es cien por cien autofinanciada, ajena a cualquier institución o mecenas, completamente gratuita y sin publicidad entre sus páginas.
El próximo número tendrá como tema principal “El Insomnio”. ¿Quién propone los temas?
Los temas van apareciendo. La idea de realizar el número tres sobre el insomnio, surgió la noche de la presentación de La Fanzine #1 en el CSO Absenta (antiguo colegio de Yagüe, Logroño) hablando con Ricardo, uno de los fundadores de este centro social okupado. Pensamos que este tema es apropiado porque la gente del gremio suele ser un poco insomne.
Buscáis colaboraciones, ¿qué criterios seguís para publicar los contenidos de unos y otros autores?
No solemos censurar. Lo único que pedimos es que no nos escriban como si le estuvieran escribiendo un mensaje al colega. Como artistas versátiles, tenemos una mente abierta y toda colaboración nos es bienvenida.
¿Por qué es tan importante la música para La Fanzine#2?
Porque, quién no ha encontrado en ella la fuerza necesaria para salir ahí fuera. A quién no le ha atrapado la melancolía al escuchar una canción, de repente en un bar. Quién no ha pulsado el play, alguna vez, esperando la voz de un amigo. Y quién no ha vagabundeado en las calles inmerso en una melodía. Joder, nosotras cada día.
Más información, en la URL del e-zine: lafanzine.blogspot.com.

martes, 19 de enero de 2010

De Kunta Kinte a Barack Obama. #4 Patricia Godes

24. Ethel Waters – Eyes On The Sparrow



25.Katherine Dunham



26. Pearl Bailey



27.New Orleans Mardi Gras 1941 in color



28. Sidney Bechet in a Hot Jazz Movie 1930 with Lilian Harvey and Willy Fritsch



29. Count Basie & His Orch. 1938 Randall's Island NYC

video

30. Duke Ellington - It don't mean a thing (1943)

lunes, 18 de enero de 2010

LA FANZINE #2 ORIGINAL

... y después de la espera,
aquí la tenéis...

¡dispuesta a dar guerra!







Fco Javier Pérez.............................................................. Fender Telecaster

Jorge L. Rodiles Gª.......................................................... Música para el recuerdo

Aitor Cuervo Taboada.................................................... Vivirá Sabina

Esteban Gutiérrez Gómez.............................................. Angus

Eduardo Alvarado.......................................................... Jeff Buckley

Choche............................................................................ Me gusta

Onironauta.................................................................. Eres Ritmo

Rodolfo Franco........................................................ María Musical

Jorge Dos Anjos Trigo................................................. Vida

Velpister.................................................................. Amelia

Verónica Cernadas...................... ... En el aparcamiento del Carrefour

Beatriz Medina Sánchez............................. Bailar… y gritar… y sentir

Alfonso Xen Rabanal.................................................... Choose a good blues

Silvia Lissa............................................... Hilo Conductor

Cristian Gonzalez Prieto (Norman Bitch)……………………….….Algunos días, escribo
canciones

Patricia Maestro (Pat Flower Power).......................... Quizá a veces ausente

Jesús Jiménez Domínguez.............................. Todas las fiestas de mañana

Sergio Miranda........................................... El lenguaje del universo

Sebensuí Á. Sánchez......................... Armonía avant-garde Celeste

Leo del Mar.................................................... España ha cambiado

Mr. Tas........................................................ Tranchete 2.0

Manolo Campoamor + Patricia Godes............................. De Kunta Kinte a Barack Obama

Alberto Vidal.................................. Confresones de un sátiro desconsolado

M. J Romero (Alfaro)....................................... De qué mar hablarás tú

Sara Aranzubía..................................................... Todavía hoy la oigo

Dave Effects.......................................................... Envolviéndote con mis notas de pasión

Sara R. Gallardo................................................ Porta, el rock y la cultura de masas

Óscar R. Cardeñosa.............................................. Una de Génesis

Pepe Pereza................................... Discusión tonta

Begoña Leonardo................................................. El genio aludido

Oswaldo Pérez..................................... Melodías de hoy de la juventud sónica

Ángel Muñoz Rodríguez................................................ Copyright

Domingo López............................................................. ¡Sempre, suaves!

Andrea García Ceniceros.................................... Por el Punk de hace años

Jorge M. Molinero............................................ Poeto

Marcos Antón..................................................... Bella

Eduardo Fraile.............................................. La canción más bella y triste del mundo

Daniel García (Castorín)............................................ Mi acordeón

Adriana Bañares (Awixumayita)............................ Agenda 2009

video

Sexo, drogas y rock&roll. Maria Peinazo Notario.

[The distillers de fondo.)
"María Peinazo Notario, Plant. 17 años y onubense. El mayor de mis vicios es el arte en general. Pintura, música, escritura y todo medio que permita gritar. Desde los 12 años asisto a clases de pintura y, actualmente, estudio bachillerato artístico en la Escuela de Arte "León Ortega", con vistas a comenzar el curso que viene Bellas Artes en la universidad de Granada. Convencida, absolutamente, de que hay que cambiar este puto mundo y de que el arte es una buena arma para ello. "

Quizá a veces Ausente. Pat. Maestro





Supongo que todo empezó con el cassete de la cocina
y las cintas de Disco de mi madre. Algunas se las traía mi tía de Alemania,
otras se las grababa ella de la radio o de otras cintas de varios.
También le gustaba el funky y el bacalao.
Estaban además las de papá y sus vinilos. Blues, Soul, Jazz, grandes divas
Etta James, Janis Joplin, Nina Simone o  Aretha Franklin,
Música clásica, años 60, boleros, tango, bossanova,
 Sinatra, el swing, nueva Orleans y ne me quite pas.

Los clavelitos de la tuna de mi abuelo.
La Sala Sur y los pubs la mayoría ya desaparecidos de mi pueblo.
 Glutamato ye-yé y Derribos Arias del tato Jose.
Limp Bizkit, POD, Linkin Park.
Nach scratch, Rapsusklei, Red Hot Chili Peppers.
Extremoduro, siempre. Lija y terciopelo.
Los CDs también de varios desde Madrid.
Y las noches de humo con Souchi, Morodo y mi prima Isabel.
Y una cinta de Arianna Puello y Blink 182 olvidada en una habitación.
Smoke on the water y mi madre y yo saltando en el salón.

Oasis, Coldplay, Muse, Moby, Placebo,
Blur, los Chemical, incluso Beck.
 Tote king. Grease. Y al piano Yan Tiersen, Amelie.
 Las Ronnettes, Dirty Dancing.
Mi profesor de inglés y sus canciones para traducir.
 Marisol con mi abuela en cine de barrio. Y los Back y las Spice, claro.
The offspring, Bob Dylan, Jonh Lennon,
primero Imagine en mi instituto el día de la paz,
después giveme some truth. Roy Orbison, pretty woman.
Y cuando nada vale nada ya, malas noticias.

Y Nirvana y Kurt Cobain y Pearl Jam y Alice in Chains.
Los Bravos, Black is black, el baúl de Karina. Un recopilatorio de rap old school.
Un rayo de sol y Kenny Arkana.
Blondie, Yeah yeah yeahs ,Credence, Razorlight, Kings of Leon.
Los Rolling stones , Sigur ros, los Clash, los Ramones o Camarón.
Gorillaz y la Rolling stone. Un póster de Wild Style, Martha Cooper, en la Hipflow.
 Y la hiphop Nation y la Life. La You y la Loca magazine.
Y ahora La Fanzine.
Los vídeos de los 40 classics y algunos de la mtv,
 VH1y los conciertos de Radio 3.

Y las tardes en el parque y las noches en mi cuarto.
Y el balcón abierto en verano y los altavoces sonando.
Y las litronas en el Half un día de semana, así sin más, para escapar.
Y yo caminando, bailando sin pensar, con los cascos incrustados en mi mente.
Y los chicos y su hule en el templete. Y la plaza y los rollers y los skaters.
Y tantas conversaciones y tanta gente y yo vivo con mi música,
quizá a veces ausente.

Agenda 2009. Adriana Bañares (Awixumayita)

David Lynch sin Badalamenti y Amélie sin Yann Tiersen.


Un calendario de Pin Ups de Gil Elvgreen. Una agenda con fotografías de Pierre et Gilles. Fechas anotadas con conciertos. Eso, a fin de cuentas, ha sido mi dos mil nueve. Un paseo con música en directo para despistar recuerdos.


En Enero intentamos agarrarnos al Actual. Pero ni Vetusta Morla antes de la Maratón, ni Mauro Entrialgo con su grupo (Esteban Light) en la Matiné.
 
Ni mucho menos Russian Red, Depedro o Tequila. Ninguno de ellos pudo evitar aquella despedida a las cuatro de la mañana. Cuando vuelva, no hace falta decirnos nada, ya no estaremos juntos.
Miss Cafeína en Porta Caeli. Medias con liguero, primera noche vodkas en el Wild Thing. Y en Versátil.es Manolo Tarancón, Alfredo González y Nacho Vegas.


Ocho y Medio en directo hace que anule citas. No quiero ver a nadie. Creo que sólo te quiero a ti. Pero en vez de llamarte me voy a Madrid al día siguiente. David Fonseca en la Sala Heineken. Esa noche cumplo veintiuno, y sólo quiero volver a verte. Y lo sé mientras apuro un vodka con lima en la Vía Láctea.
El 2 de abril sólo soy una fulana de tal, sola y hecha pedazos en la Sala Mambo. Un muñeco de goma sustituye a Bunbury en Quién se acuerda de mí. Yo intento sustituirte con una cerveza y un paquete de Winston.



3 de abril. Palacio de los Deportes, Madrid. Kissogram, Mando Diao y Franz Ferdinand.
Hay un chico que sólo me habla de Italia, por eso voy con él a uno de los últimos conciertos del Café España. Massimiliano Morbito.


En Mayo, Zahara en Wallaby después de ver Wristcutters.  Azkena Rock Festival en Vitoria. Los Burning, The Queers y otros tantos, pero sobre todo Juliette Lewis.



Junio. Gritando en Silencio e Iratxo en Porta Caeli. Vuelvo a la adolescencia y me quedo sin sujetador.
Medio año después de despedirnos, Vetusta Morla y Russian Red en La Concha con Marta y Vecino.


Septiembre. Sin Arreglo y Mala Racha en la Plaza de la Universidad. San Mateo en Logroño, Barricada en la plaza del Ayuntamiento. Octubre. Boat Beam, Kira Kira, Alondra Bentley, Muni Camón & Remate en Sala Borja. Trío el Gato Maula, homenaje a Benedetti.  Noviembre. Al Vila y Kiko Gómez en el Espacio Joven. Ir y volver sola. En la 2 una película malísima. Excusas. Evan Dando y Chris Brokaw con Patricia en Sala Borja.


28 de noviembre, con la entrada desde junio, Muse en el Palacio de los Deportes de Madrid. Conciertazo que eclipsa lo mucho que te quise en el del Fib en 2007.




18 de Diciembre. Sola en el concierto de los Dodos y The Wavves. Más guapa que nunca. Ya no soy la misma. Ya no te quiero. He reconstruido mi vida  a golpe de conciertos.  Y para terminar, Lost Noize en el Biribay. Salimos de allí cantando Pánico, de Corcobado. Coincidíamos en esta idea: Cuando algo sale mal, es necesario exactamente un año… para superarlo.

martes, 12 de enero de 2010

De Kunta Kinte a Barack Obama. #3 Patricia Godes

16. Sobbin' Blues – King Oliver's Creole Jazz Band



17. Betty Boop/Louis Armstrong – You Rascal You (1932)



18. Cab Calloway in Betty Boop's “Minnie The Moocher”



19. Bessie Smith in “St. Louis Blues” part 1



20. Bessie Smith – st louis blues II



21.Robert Johnson Movie RARE



22. New Orleans Jazz Mardi Grass



23. Josephine Baker (1927)

lunes, 11 de enero de 2010

ALGUNOS DÍAS, ESCRIBO CANCIONES. CRISTIAN GONZÁLEZ PRIETO (NORMAN BITCH)


Coge el maldito bolígrafo,
hazte con un trozo de papel,
mete el bic cristal por tu boca,
roza tu campanilla...(ya empieza).

Comienzas a vomitar la tinta de tu siguiente demostración de humanidad
mientras lloras la melodía del anterior polvo socialmente aceptado,
te explotan colores entre los oídos, ves la coda que hará que cierres los ojos al cantar.

Coge la puta guitarra,
tensa la cuarta cuerda, hasta que grite,
toca hasta que te sangre la herida de tu dedo índice,
sino no saldrás de aquí...(te acercas).

Cambias la luz de tu cuarto con la voz, estás solo pero parece que tocas para 300, cantas hinchando el pecho hasta que se saltan los botones de la camisa de cuadros nueva, tu alma se empalma tanto que no entraría ni en la vagina más lubricada y bonita que conozcas.

Elvis ha salido del edificio y tú te sales de ti mismo

Coge las gafas de sol,
levántate,
oídos sordos ante el silencio,
eres lo mejor de ti...(llegaste).

Algunos días...escribo canciones, altero mis sentidos...e intento hacer de mi puta mierda un libro.

domingo, 10 de enero de 2010

Dos poemas de Jorge Dos Anjos Trigo


La música es VIDA,

Soy una nota que no encuentra su lugar en este mundo

Una nota que está colgada de un pentagrama…

¡Quiero encontrar mi pentagrama, mi lugar!

Quiero ver más notas que sean iguales que yo… muchas….

Sólo veo silencios, y mi pentagrama sin escribir,

Quiero conocer a esa nota, la que cuando estemos juntos,

Suene como los cánticos de un pajarillo en primavera,

Sólo pido una, una nota….

Vivo en el pentagrama de la vida,

Veo silencios, corcheas, fusas y semifusas,

He visto tantas cosas…

Que ya estoy cansado de saltar de nota en nota

Quiero saber si estoy en el pentagrama adecuado,

Si vivo la vida adecuada,

He visto tantas cosas en esta vida…que tengo miedo,

Tengo dudas… ¿Es esta la realidad?

¿Seguiremos así por siempre?

Quiero un pentagrama nuevo, una vida nueva,

Que yo pueda escribir, que yo pueda escuchar lo bien que suena.

Quiero paz y armonía…¿tan difícil es?



La música, sentimiento que depende de cómo sea,

Puede hacerte reír, llorar o bailar.

Puede ser lenta, rápida, con brillo, suave o fuerte,

En sí, es un sentir,

Cada vez que cogemos un instrumento

Y lo tocamos desde el corazón,

Podemos cambiar vidas, sentimientos…

Porque la música siempre fue algo más que simples notas,

Es el alma cantando y el corazón sintiendo…

Elvis hacia algo más que una simple música…

Era el rey del rock, indiscutiblemente,

Probablemente conocerás a muchos mejores, pero sin sentimiento, no es MÚSICA.

Louis Armstrong, PADRE del jazz, todo un genio con su trompeta..

Conocerás a otros virtuosos, pero sin sentimiento, no se hace MÚSICA.

LA MÚSICA ES EL ARTE, PASIÓN, SENTIMIENTO… ES AMOR.





sábado, 9 de enero de 2010

María Musical. Rodolfo Franco.







RODOLFO FRANCO
www.myspace.com/doorforfalcon
www.vimeo.com/rodolfofranco
www.issuu.com/rodolfofranco

De qué mar hablarás tú. M.J. Romero (Alfaro)


Las cincuenta palabras de la canción son para ti
y los cuarenta y nueve silencios

imaginar y creer
ellos hablan de fe
no es mi fe

sólo quiero creer en las cincuenta palabras
de la canción
en los cuarenta y nueve silencios de la canción
melodía hacia el mar

mi sombra a mi lado derecho
en ángulo agudo
mis piernas como tijeras sobre el agua
zis zas zis zas zas zas

mañana tierra adentro para verte

mañana
no iré hacia el mar azul
daremos vueltas
alrededor del paraíso
sin entrar en él.

Angus. Esteban Gutiérrez Gómez.


Se llama Daniel, pero yo le llamo Angus, porque tiene el pelo largo y ensortijado y se pasa todo el día dando pataditas al suelo como Angus Young, el guitarra de AC/DC. Tiene dos años y será melómano. No atiende a nadie, hace lo que quiere, pero si escucha algo de música conecta inmediatamente con ella.

Cuando viene a casa con su padre, mi vecino Mariano, y tengo puesto en el equipo algo blusero tipo BBKing me mira con cara de interrogación y ojos de ver almas.

Si suena algo de rock (muy, muy marchoso, por supuesto) se pone como una moto, en el sentido literal de la palabra, y corre de una lado a otro del salón haciendo pedorretas con los labios.

Algunas noches, ahora cada vez menos, mi vecino Mariano me lo trae después de cenar. Le enchufo los cascos con algo de Vangelis muy bajito, apagamos la luz, y sólo con la pecera iluminada en unos minutos se queda dormido.

Tiene suerte Mariano, yo al mío tenía que darle tres vueltas a la manzana con el coche.


Esteban Gutiérrez Gómez

http://ellaberintodenoe.blogspot.com/

http://bacovicious.blogspot.com/

http://alotroladodelespejorevista.blogspot.com/

viernes, 8 de enero de 2010

Saferté: música angelical. Celia Parriego. + Envolviéndote con mis notas de pasión. Dave Effects


Allá en Venecia, hace muchos años, en aquellas callejuelas empedradas, en aquel río negruzco y tenebroso que ocultaba sus profundidades, cuando el sol rozaba el rostro de las gárgolas de piedra dormidas dándoles vida con su luminosidad y la niebla ocultaba el fondo de las calles creando temor e incertidumbre, una balsa navegaba lenta y condenadamente. Era llevada por un hombre alto y de rostro lánguido, portador de un largo bastón con el que empujaba la embarcación creando tristes y esmaltadas ondas en el río. Llevaba como carga a otro hombre. Tenía el pelo blanco y en rebujado, la mirada serena y brillante, poseía una enorme nariz que le caracterizaba justo encima de un grueso bigote blanco recién recortado. Traía consigo dos maletas, y su preciado reloj de bolsillo, que hubo pertenecido a su difunta esposa. En una maleta llevaba dos trajes y alguna muda limpia, uno era oscuro, de tonos marrones y verdes, como el que ahora llevaba puesto, y otro era de vivos colores, como el rojo, el amarillo y el azul, pues aquel hombre que rondaba los sesenta y cinco era titiritero. Entretenía a los niños con juegos y muñecos, haciendo obras de teatro con éstos, siempre llevando una falsa sonrisa dibujada, y una lágrima pintada con negro sobre su mejilla derecha, en memoria de su mujer. Sus únicos compañeros y amigos eran sus títeres, tallados y dibujados por él mismo en su antigua casa. Bien, pues en la otra maleta iba yo. En efecto, soy un títere del señor Farinelli.

La oscuridad inundaba la maleta en la que los demás títeres y yo viajamos. Apenas podía ver sus brillantes y coloridos trajes puestos sobre su pálida tez desgastada. Habíamos viajado juntos desde hacía varios años, pero yo era el más reciente, todavía no se me habían difuminado las líneas que creaban mis gruesos labios pintados de rojo carmesí y mis conjunto de tonos morados seguía impoluto y sin desgarros. Pero no sólo me diferenciaba de los demás por estos detalles que en antaño ellos tuvieron, si no por mis ojos. Eran grandes y blanquecinos, carentes de iris, y con unas negras y esmaltadas pupilas. Creo que representaba a una mujer con un gorro morado que el señor Farinelli solía llamar Madame Lierot, entre otros personajes, pero a mí me gustaba llamarme Saferté. A pesar de tener mente propia era incapaz de mover mi cuerpo de madera. Me veía obligada a ser manejada por hilos, llevada de aquí par allá, y mi cuerpo volando inerte sobre el aire. Viajábamos por todos los pueblos, recolectando dinero con las sonrisas de los niños. Cierto era que no me gustaba esa vida, sin ser capaz de andar, de hablar, ni si quiera de mover un dedo, manejada siempre por otro, sin vida propia, y con mi mente encerrada, pero al menos me reconfortaba ver a los niños sonreír risueños, expectantes, sentados sobre sus rodillas o sujetándose los pies nerviosamente. En aquellos momentos me rodeaba un aura de alegría y reconformación, que luego me abandonaba en la incertidumbre de la oscuridad. Me sentía débil, torpe, sin vida, y muy solitaria. Todo aquello que en realidad me rodeaba, lo que nunca se iba, no eran más que los rostros inertes de los demás títeres. Sabía que no eran como yo, que no habían tenido otra vida más que ésta, si es que se puede llamar vida, que no eran almas atormentadas encerradas en el simple cuerpo de madera de una mujer títere. Sin embargo, no me quedaba otra opción de seguir el camino que otros impartían, y dejar que el tiempo me llevase en sus nebulosas alas de fuego.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Saferté Celia Parriego 7-8-o9

Tuvimos mucho éxito en Venecia. Todos nos conocían ya y aprovechaban el ir a vernos con la ilusión de apartarles de aquella muchedumbre, o de problemas personales, o simplemente para volver ha acercarles a la tierna edad infantil. Pero, un día, nuestra suerte cambió, mejor dicho, mi vida cambió. El señor Farinelli se encontraba manejando a dos de mis compañeros en una divertida comedia romántica de caballeros. Yo lo observaba postrada sobre unos libros, esperando mi turno para actuar, en cuanto unos cascos de caballo, chocando fuertemente sobre el suelo empedrado, irrumpieron en la gran plaza en la que nos encontrábamos. La gente huyó despavorida, temiendo a los jinetes de capas negras y vaporosas que parecían fundirse con la niebla. Iban encapuchados y con las largas y afiladas espadas reluciendo en la intemperie, con una promesa heladora en los labios. En un segundo, nuestro puesto quedó prendido en llamas, las personas nos abandonaron a nuestra suerte, ocultándose en cualquier rincón, y entonces, el cielo se tiñó de negro y rojo.

Me desperté en un lugar oscuro. No sentía nada, como siempre. Intenté adaptar mi vista a la oscuridad, pero descubrí que no había nada que ver. Todo estaba negro. En un principio pensé que había perdido la vista, o que lo que me envolvía no era mas que el humo negruzco de las llamas de mi vida, pero luego pude ver una ranura de luz reflejándose en unas baldosas de color pálido. Estaba ante una puerta, me di cuenta luego, a sí que eso significaba que estaba encerrada en una habitación. Me sentía mareada, confusa, incapaz de hacer nada, como si fuese tan solo un trapo olvidado, y hasta ésta comparación no se alejaba de la realidad. Esperé y esperé, y no sabía a qué esperar. ¿Quizás a despertarme tal y como era antes? ¿Levantarme de un sueño y descubrir que sigo siendo yo? ¿O simplemente ver que el mundo se ha acabado?

Estuve así mucho tiempo, torturándome a mí misma, haciéndome preguntas sin respuestas, hundiéndome cada vez más en un mar de melancolía infinita.

De repente algo tapó la franja de luz, y yo levanté la cabeza, expectante. Parecían piernas de humano que se habían quedado frente a la puerta, la cual, con un chasquido se abrió tan solo unos milímetros, y después, la figura desapareció. Vale, ahora la puerta estaba abierta, pero no podía cruzar por ella, no podía llegar hasta ella ni arrastrándome si quiera. La impotencia nubló mi mente. Posé mi cabecita de nuevo en la pared, cansada ya de ilusionarme y desilusionarme en fracciones de segundos. <>. Repetí el gesto, giré mi cabeza de atrás para delante, en un suave balanceo, y mientras lo hacía supe que si tuviese labios carnosos y lagrimales que derramasen sobre mis mejillas dulces gotitas, sonreiría y lloraría complacida. Manteniendo ésta ilusión, moví primero mi brazo derecho. Al principio parecía reacio a obedecerme, pero poco a poco fue temblando y elevándose, al igual que hizo todo mi pequeño cuerpo. Cuando ya estuve alzada, me costó mantener el equilibrio, pero un paso tras otro fui caminando hacia lo inexplotable, con las manos alzadas en cruz por si acaso me tambaleaba. Puede sonar extraño al no tener ese cuerpo corazón o cualquier otro órgano, pero casi podía oír las contracciones relajantes de éste “bum, bum, bum…”, y el fluir de la sangre. Ya estaba al lado de la puerta, la sujeté temblando y miré el suelo brillante. Me tomé unos segundos, y con un suspiro alentador empujé despacio aquel enorme trozo de madera blanca. Y una luz inmensa, poderosa, brillante en todos los sentidos me recibió por todas partes. Yo cerré los ojos incapaz de mirar directamente a la luz. Extendí los brazos rozando el aire, disfrutando de su calidez, era como escuchar una música angelical que me acunase, y sonreí por fin.





Celia Parriego:

Me llamo Celia Parriego, pero suelo utilizar el seudónimo de Darshia. Soy de Zamora y tengo catorce años. Comencé mi afición por la escritura a los once años, gracias a algunos escritores que me engancharon a la lectura, destacando Laura Gallego García y Carlos Ruiz Zafón. A la misma edad también me aficioné al dibujo por la necesidad de creatividad propia aunque luego me influyeron mucho autores e ilustradores, como Victoria Francés, Cris Ortega, Cassandra Clare… He participado en varios concursos de relatos cortos como el de Coca Cola 49º. Hago relatos cortos en clase de lengua o por mi cuenta que luego envío al periódico o bien a páginas de Internet, y por otra parte escribo por mi cuenta libros. En cuanto al dibujo de momento estoy perfeccionando mi técnica por mí misma fijándome en las ilustraciones de las antes nombradas.

La música fomenta la creatividad junto con la imaginación de uno mismo. En mi mente tengo un sin fin de historias que han dado lugar Linkin Park, Avril Lavigne, Paramore, canciones a piano, The Muse, KBZ, el Porta… y otros grupos variados. El MP4 siempre ocupa un lugar en el bolsillo, y siempre recurrimos a él para abstraernos del mundo, dejar que fluyan nuestros sentimientos y soñar con historias magníficas que emana nuestra alma. Ésta historia, por ejemplo, ha sido creada a base de una canción de Avril Lavigne titulada Nobody’s home.


Dave Effects:

Soy una chico de 25 años cuya carrera no tiene nada que ver con el diseño pero que tiene como hobbie el diseño gráfico, ya sea edición de vídeo, dibujar, animación, retoque de imagen...
Primero empecé aprendiendo por mi cuenta mediante tutoriales, después he hecho algún que otro curso.
Mi web es http://dave-effects.moonfruit.com/.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Las opiniones y los comentarios emitidos en este blog por las personas que en el mismo colaboran, son emitidos, todos ellos y en cualquier formato, a título personal por los diferentes autores. Este blog no suscribe ni secunda necesariamente cuanto en él se exprese.



La Fanzine en Facebook