lunes, 1 de septiembre de 2014

Volveré a mi cubo azul en el futuro, para no salir más de él. José Payán





Volví por fin a mi cubo azul...
nunca debí salir de él


me abracé a la doncella de acero y
tuve una erección con madame guillotine


volví a pasear por senderos oscuros y me gustó


me abracé a Sade y a Rimbaud pero aprendí de Baudelaire


tuve una erección montparnasse oliendo un croisant recién hecho


visité la tumba de Jim Morrison en la Madelaine para lavarle los pies
visité la tumba de Jim Morrison en la Madelaine para lavarle los pies otra vez
en mi palangana de hiel.


besé un cuervo que había


escurrí las vides hasta la última gota de sangre
dejándome la piel en los surcos,
arañando la tierra,
excavando mi propio sepulcro incorrupto,
para ver dentro del caleidoscopio infinito todos los puntos de vista
¡injusticia para todos, damas y caballeros del jurado final, gente bien pensante!
o nada.


sentado en tu ataúd acolchado “café y cigarrillos”
tus huesos reflectantes, extravagante
estribadores de palabras, eso es lo que somos
deja la television encendida para tener más visiones, ya tardan los dibujos animados.
Desconecta en miles de puntitos grises.


Estas son las impresiones de un cuerpo convulso y una mente a punto de palmar
siempre es lo mismo: recuerdos de los cochinos y las gallinas. Sencillez.


Intimidad
en el frenopático te has convertido en un bluesman y no hay nada más,
no hay nada de amor…


encima de tu busto de piedra por fin espanté de mí a todas las moscas
con o sin heces, verdes o negras
peludas o depiladas como grieta salvaje sin descubrir
garganta sedienta, de sol a sol
dame tu boca, yo esperaré.


Muérdete los labios de muérdago y mandrágora
y arsénico por compasión.


El semen de los ahorcados


polifonía de ruidos extraños
ojos vendidos.


Y después todo sigue igual
cuando la noche temblorosa ha pasado
la rutina vuelve
y con ella los gorriones calvos que te dicen que camines hacia algún lado,
al otro lado, dados.
Mienras te picotean el pecho para que de él salga una flor perfecta en carne viva
y deje lágrimas saladas
como mar iracundo
derramado.


P.D. La poesía es arrimar unas notas a otras.


Dedicatoria. “Arrastrando una rosa con espinas, en este invierno-espermatozoide, origen de este macabro texto, te digo que eres un romántico, como suena”. To José Byron.
By José Payán, descarnadamente.


Nota. Le compré una “pangea” al bufón. 2014.

viernes, 29 de agosto de 2014

Profecías. Carmiña Candido

Steven Quinn's collage



Repetidas veces, el profeta,
trajo a flor de piel el fin del mundo.
Otras veces se lo guarda el kamikaze
con la bomba que le explota en el bolsillo.
Repetidas veces, el loco callejero,
auguró a la vereda un mal futuro.
Otras veces hay niños que en el sur,
sin saber de predicciones ni alimento,
del futuro no verán ni el día siguiente.
Esta vez un corredor de bolsa
se suicida porque en Tokio bajó un punto.
A la vez miles de pequeños del planeta
envejecen diez años cada año
sin saber de derechos ni de juegos
ni de una vida con propuestas diferentes
a la de trabajar los dos crepúsculos.

De vez en cuando
me niego a creer que hay Alguien
mirando desde arriba
el deterioro paulatino de su Obra
sin dedicarse un momento a restaurarla.


jueves, 28 de agosto de 2014

Un sueño más. Nancy B. Fuentes




Qué pensamientos, miedos o sueños tendrá ese niño,
que en esa fría tarde en la banca del parque dormita
con sus pies descalzo y por abrigo una raída camisa
ojitos cerrados, sollozando y una mueca por sonrisa.

Sobre colchón mal oliente de basura y hojas secas
su vientre hinchado y vacío… con hambre se queja
¡para olvidar canta...! e historias fantásticas inventa,
involucrando sueños, a la esperanza el niño se aferra.

Imagina tener una casa linda, una familia, su escuela
unas manos suaves amorosas que acaricien su cabeza
una madre tierna, calor de hogar y comida en su nevera
y fantasioso se ve dormido, entre los brazos de abuela.

Todo, todo le fue arrebatado por el horror de la guerra,
y él se muere de hambre en la más cruel indiferencia
estirando sus manitas sumiso implora… ¡clemencia!

Clemencia a la sociedad, a los gobernantes que actúen
que no sean sólo promesas, cuando promueven la paz
desterrando la violencia…de abusos, drogas y guerras.

Permitiendo un mundo limpio con la esperanza eterna
que el futuro no se pierda, vagando muerto de hambre
en inocentes huérfanos que hoy pueblan nuestro planeta.



miércoles, 27 de agosto de 2014

Si... Rolando Revagliatti

 A Rudyard Kipling


Natsuo Noma


                                                                                                                             


Si puedes desacomodarte y no instalar, sin afán capcioso, cosas tales como
    Sintió la brisa suave
    Mi humilde pero sincero homenaje
    Suprema instancia
    Los caminos de la Patria
    Las semillas de la Libertad;


Si puedes desajustarte y no verter, sin guiño literario
    La dulce caricia o El dulce mirar
    Su generosidad sin límites
    Se rompió en mil pedazos
    Una noche oscura y cerrada o Un día luminoso y abierto o Noches consteladas de estrellas o Noches    
    /melancólicas y tristes;


Si puedes desacatarte y no asentar sin derroche de sorna
    Un día de crudo invierno
    Desgranando días
    Una sombra fugaz
    El murmullo de los pájaros;


Si puedes insurreccionarte cuando te acometa la viscosidad de redactar
    Han manchado con sangre tu hospitalario suelo
    Sus ojos color verde mar o El mar tapizado de olas;


Si eres capaz de interceptarte y sacarte del juego cuando no atines más que a
    Un perverso juego o Jugar con mis ilusiones o Alimentar mis ilusiones o Mustia mi alma o
    /Transportó mi espíritu o Tu espíritu fogoso;


Si puedes desestimar, oponiéndote al torrente demencial de la resaca, no siempre solemne, pero sí  
      /infecciosa de
     El paisaje pleno de vida y encanto o Asomarte a la vida o El milagro de la vida
      y aún alcanzado por tu flaqueza, repudiar
      Ver brillar el sol y El sol broncea mi piel
     Algarabías juveniles  y Cegados por la ambición;


Si puedes encabritarte y no atiborrar con
    Palabras que se agolpan en mi interior
    Mensajes de Paz que llenan el aire o Lleno de esperanzas o Llenará con alegría o Llenando de
    /emoción;


Si eres capaz, a costa de tu desasosiego, de renunciar definitivamente a
    Tu profundo amor y Caer en sus redes
    La raíz de todos los males y Prodigar sonrisas;
          
Si puedes abstenerte del
    Sembrador de sueños
    Del hielo de la soledad
    y así subvertirte y no dotar a tus textos del
    Por qué tan cruel es el destino;


Si nadie, ni enemigos ni amantes amigos, logran incitarte a
    Estallar en miríadas de capullos vírgenes;


Si puedes, expulgándote de linajes parasitarios, abolir
    Dispuesto a darte esa fiel mano o En tu piel rosada;


Si puedes acometerte con fiereza y desterrar de tu escritura indefensa
    Se callen sentimientos
    Se enmudezcan las voces;


Si eres capaz de rebuscar en ti la imprescindible disconformidad y ni por pasteles te avienes a
    Palpitar en el ritmo de su corazón o Compartir tus íntimos deseos:


¡Tuya será la poesía y cuanto ella revele y —lo que vale más— serás, acaso, un poeta, hijo mío!




Deviene en mañana. Santiago Vidal




No me permito llorar por el mañana
que no es mío sino de la maña
el lento porvenir que se tranforma en rutina
un rápido devenir que se muere en la llovizna.


Puedo imaginar un atardecer, una sonrisa, e incluso
¡hasta un día completo!
Pero qué sería de nosotros si
¡no nos entregáramos de lleno!


Hasta dónde podré llegar
antes de desatarme los zapatos.
Mientras tanto, el espacio se expande
y ni cuenta nos damos.


El consuelo está en el sueño
la alegría en el medio.
La muerte, con desdeño.







Santiago Vidal. 18 años. Córdoba, Argentina.

martes, 26 de agosto de 2014

EL ÚLTIMO RECURSO: ENGAÑARME A MÍ MISMA (VILMENTE) PARA DAR ESQUINAZO A ESTA PUTA SITUACIÓN \ REMEDIO DE NECESARIA Y CONSCIENTE DESMEMORIA PARA NO RECORDAR QUE SOY UNA CIFRA INSIGNIFICANTE MÁS. Ana Patricia Moya

Decir
estoy hecha
y nada me ronda fuera del poema
más que el silencio y su utillaje.
Esta inercia de amor inasible
que me arrulla
obligándome definitivamente
a tender a cero
y
fingir que todo está bien.


Isabel Tejada






Sólo quiero entregar
estos brazos huérfanos
a un cuerpo templado y gentil
que censure mi espíritu defraudado,
que haga posesión de mis huesos
en interminables horas de vigilia,
que me aísle con una sonrisa,
y que me murmure,
calmo,
al oído,
que todo volverá a ser como antes,

aunque todo sea una maldita ficción.

Sólo quiero olvidar
que seguiré despertándome muy tarde
por las mañanas,
que me exaspera recorrer calles
con una carpeta cargada de currículos,

que frente al espejo soy un despojo humano
con treinta y pocos años,
desprotegida, sin garantías de felicidad alguna,
con todos los sueños truncados

que escribir ya no me basta
para derruir toda esta maraña de pensamientos
oscuros que se agolpan, contundentes, en mi cabeza,
y que encharcan mi escasa lucidez

sólo quiero,

sólo

quiero

alguien

alguien
que me rescate
con todas las mentiras
del mundo

y olvidar

que

no

hay

esperanza.




¿Esto era el futuro? Chapu Valdegrama





¿Esto era el futuro?

Smartphones y pobreza.

Internet y comida caducada.

Sondas en La Luna y franquismo.

Tablets y paro.

Fibra óptica y subsistencia de postguerra.

El futuro: tecnología y roña.







lunes, 25 de agosto de 2014

Un traspié. Jaime San Juan

John Stezaker






Como cualquier conductor prudente yo veo el futuro por el retrovisor. 

¿Cómo quiere el café? Muy templado. MUY TEMPLADO. El café que te vas a beber depende de todos los cafés anteriores a ese: buscas un equilibrio entre el más caliente y el más frío que has probado.  Futuro y pasado se solapan en un solo impulso —un futuro son dos espejos que se miran— el parpadeo que determina el próximo volantazo. 

Desmemoriado, como tú, Garfunkel, quiero estar. Que todo sea un cómodo sueño entre colchones de hojaldre y chimeneas encendidas —escribo mientras te recuerdo dormida en esa parte de la cama que fue tu reino—  y no volver jamás a ver canciones huérfanas en pisos compartidos pequeñísimos donde los sueños grandes  nunca  entran.

El espacio que dista entre los labios de los amantes es un futuro que se apaga en el beso —emperador del presente— y una bala que se pierde entre aquellos límites tristes de los recuerdos y los calendarios.

Todavía recuerdo tu número de teléfono. 

Y


eso


no se olvida tan fácil.




Ana Futuristique. Hilario Martínez


SFMA– Fuck the future / What about me?


Sigo la línea que traza este galimatías: Si Dios existe, Paquirrín es su profeta.
En el futuro habrá chiquitos de la calzada. En el futuro, no habrá presente. Será un futuro sin futuro. Un futuro postmoderno.
Ana tiene 12 años y vive en una urbanización de golf con arenas movedizas y casas de yeso resquebrajado en la Murcia profunda. Un día conoce a Joon, magnate de un imperio hotelero, y su nuevo padrastro. Joon es coreano. Joon la penetra todos los domingos antes de ir a rezar a una Iglesia redonda. Ana reza antes de que la penetre. Y durante.
Ana sabe que la reina de España (será un sistema matriarcal), usa peineta en vez de corona. El himno de España por fin tiene letra, y suena a Manolo Escobar afterpunk. Islandia es la capital de Europa, y su religión es el Björkismo.
Sabe que los caracoles usan corbata y no sacan sus cuernos al sol, pero toman cócteles en los after.
A Ana no le gustan los restaurantes de alta cocina, porque el ketchup es obligatorio y a ella le da acidez. Los entrantes son insectos (moscas, grillos) al estilo hindú, y el plato estrella consiste en perro cocido, al Scott style. De postre, suelen poner el corazón de un político. La cocina de gourmet sigue teniendo el mismo problema que ahora: mucho ruido y pocas nueces.
Ana es cinéfila, lo cual le sirve para evadirse de su monótona realidad. El cine de autor se hace en sótanos con graffitis, cuevas con riesgo de derrumbe y gallineros abandonados. Escatologic y Karma-Tea son las dos productoras más vanguardistas.  
Ana es consciente de que en el futuro habrá robots. Sus cabezas son de piedra y cinabrio. Las piedras tienen mayor densidad, y por tanto, mayor capacidad de registro en memoria. Y el cinabrio brilla, es sólido como el cuarzo, pero contiene azufre infernal.  A Ana le gusta como suena. Cinabrio.  Ante esta ciber-amenaza inexplicablemente terrible, un grupo de aliados de la fuerza lucha con abnegación. Se les conoce como “Los Punsets”. A Ana no le gusta cómo suena Punset.
A Ana no le gusta bailar, y no entiende los bailes de ahora en el futuro.
Ella sueña con los años veinte del siglo veinte. Ana tiene un periódico de esa época guardado en cristal de polimetilmetacrilato. Es lo más vintage que posee: un recuerdo de papel envuelto en plástico.
En el futuro, el pasado es difuso y ucrónico. Porque en el futuro no existen libros, y los escarabajos no vuelan al atardecer.

Contrariamente a lo que pensamos. Sebensuí Á. Sánchez

                  “Hoy es siempre todavía”
                                                                                                 Machado






Contrariamente a lo que pensamos, el futuro era estar aquí según la cultura:
Sum, Esse (ser -  estar)
Al parecer no es continuo su color
El contenido bioeléctrico del mismo en el beso nos confirmaba un mañana

Si realmente amas nunca destruyas la materia de la cual hicieron los sueños de los tempranos… todo se convierte en un presente de regalos

¿Por qué postergar?

Era un lavabo de la conciencia sin tiempo, todos lo queríamos asegurar con un valor de la unidad para nuestra vanidad que aparte rimaba con algún tipo de maldad

No pudimos reconocer que El Amor es el futuro, así que nos escondíamos un momento

En la exactitud repetida del momento algo puede desaparecer por invisibilidad temporal
Deja que muera el tiempo sagrado de los economistas con sus manos emponzoñadas

He soportado el dolor de muchos hombres durante muchas horas, consiguiendo salir vivo de él, pensando con mi espasmo y mi gemido que el mañana no podía llegar para mí, arribado y arrebatado en mi miedo a la locura de la insoportabilidad, pude ver el Sol un día más y menos, llegar con una brisa fresca en la mañana que tal sea amor

Me voy reponiendo de lo irreal del futuro y la arena de la clepsidra va flotando
El miedo a tirar el futuro nos hace arruinar el presente

Futurología es cuando el mundo no va a morir sin el cariño necesario y se ve todo más claro en este cuarzo que te mira al mirarte

Un futurista italiano veía el futuro en un futurista ruso soñando con máquinas grotescas, emitiendo zumbidos con una maquinaria imposible

No es lo mismo un futurista que un futurólogo, señoras y señores
Uno ve el tiempo de las máquinas plateadas, el otro cree en la magia

Visiones sobre meras ondulaciones en el mar de la vida llegan a implicar un riesgo existencial pero no deberíamos saberlo, saber lo que pasaría nos encerraría, quizá, en un solo hecho

He querido ver el pasado y el presente en tu naturaleza transparente ya que el futuro no será porque cuando es dejará de serlo y no es más que presente

El mineral con el que hicieron las bolas de prospección eran cristales de seis lados y rozados con agua marina, Cleopatra tenía mucho Berilo en sus minas y en su pensamiento

El futuro o lo que es lo mismo su presente, se derrumba si no estás a mi lado tumbada en una cama hecha de estrellas diminutas que anteceden a mi pensamiento
También encontraremos la luz en el futuro
¡Maldición! He pensado sobre lo que va a pasar en un futuro cercano pero sin el resultado que hubiera querido

Flechas clavadas en la existencia del tiempo indican un mundo nuevo que sólo tú y yo conocemos y era un placer estar fuera, fuera del tiempo

Cómo creemos nuestra mentira justificada en el tiempo de un futuro ni tan negro ni rojo cuando no se necesita tiempo para el tiempo

He visto el futuro con los ojos del presente tomar cada palabra
Susurrándome, siento su caricia de fría estrella sobre mí

Carpe Noctem Ipsum Esse Subsistem

Si el universo se puede extender de aquí al infinito, ¿cómo reconocer el momento del cambio cuando llegue?

Si ya en el fondo de tus ojos se puede ver el tiempo arder ¿Qué me representa la idea de un espacio venidero en el que tus pupilas, pozos negros como este inverso universo que nos ha tocado vivir, pregunto, es cadáver astral?

Un poeta cubano me escribió una frase sobre el tiempo hace muchos años
Lo recuerdo, recuerdo su papel y la escritura en una servilleta pero nunca nos llegamos a conocer

Máquina del tiempo. ¡Para cuándo el teletransporte de materia a larga distancia!
No queremos a un ratón blanco con ojos rojos, queremos ser los primeros en probarla

Volviendo al futuro, nunca hemos salido de él, hay que destronarlo de su cuatridimensionalidad atemporal

La realidad del proyecto llamado vida se vuelve irrisorio si un espectro entra en tu cuarto por la noche y levita sobre ti burlándose

El estómago de ella rugía como un lobo en períodos de témporas y vaticinaba basándose en el viento

Era de valentía el que hubiésemos cambiado por momentos
Viviendo en una ucronía cacotópica
Hemos de restaurar el pasado desde un punto anterior

Ahora el cielo brilla oscuramente y no creo que el futuro deba no existir





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Las opiniones y los comentarios emitidos en este blog por las personas que en el mismo colaboran, son emitidos, todos ellos y en cualquier formato, a título personal por los diferentes autores. Este blog no suscribe ni secunda necesariamente cuanto en él se exprese.



La Fanzine en Facebook